Revista SHE`S

Escoge el sombrero de acuerdo a la forma de tu rostro

Diseño sin título (15)

Durante el invierno la fascinación por los sombreros aumenta, ya que además de ser elementos decorativos, proporcionan el abrigo necesario para sortear las bajas temperaturas. Pero, ¿sabes cuál es el modelo que te sienta mejor?, te ayudamos a descubrirlo.

No importa cuál sea la tendencia de moda, pues conocer la forma del rostro es la clave para escoger el sombrero adecuado, cualquiera sea el modelo de éste. Triangular, redonda, cuadrada, ovalada, alargado o de diamante, cada rostro tiene sombrero acorde a sus facciones.

Diseño sin título (14)

Rostro triangular. Si tu frente es estrecha, barbilla grande y maxilares bien definidos, entonces tu cara es triangular. En este caso escoge sombreros de ala y copa pequeñas. Jamás lleves moldes de alas demasiado anchas o de cortes muy rígidos.

Rostro redondo. Este tipo de cara se caracteriza por poseer (visualmente) el mismo ancho y largo, de forma tal que aparenta una forma circular. Si tienes el rostro redondo, opta por sombreros “pamelas” y/o “floppys” de ala media. Descarta de plano los modelos de ala corta y copa alta.

Rostro cuadrado. Esta forma de rostro ostenta una frente y maxilar de anchura similar a los pómulos. Los sombreros de copas redondeadas y de ala mediana son perfectos para las caras de líneas bien definidas.

Rostro ovalado. Es ligeramente ancho en la línea de las mejillas y se estrecha en dirección al mentón. Si tu rostro es ovalado considérate afortunada ya que puedes utilizar prácticamente cualquier modelo de sombrero. Toma en cuenta que en caso de escoger un sombrero tipo “pamela”, las alas de éste nunca deben ser más anchas que la dimensión de tus hombros.

Rostro alargado. Este rostro se distingue por tener una frente larga y estrecha, al igual que la mandíbula. En este caso, debido a que el propósito es ensancharlo visualmente, se recomienda optar por modelos de copa redonda y ala ancha. Olvida los sombreros de copa muy alta.

Rostro de diamante. También conocido con el nombre de “triangulo invertido”. Esta forma de cara tiene una frente ancha, mientras que el maxilar y mejillas son estrechos. Para este tipo de rostro son ideales los sombreros “floppys” de alas anchas y caídas a la altura de la mandíbula. Rechaza los moldes de alas rígidas.

Javiera Oyarzún

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

.